16 días en Italia 

Un sueño cumplido, justo como lo deseaba, poco antes de llegar a los 30 y es que siempre creo en los tiempos perfectos… 

11 horas de vuelo, pasta, vino, pan y queso para cenar en el avión. Aplausos al piloto al aterrizar en Roma. Casi 12 horas más de viaje en tren a mi destino final, entre esperas y cambio de trenes, 3 para ser exacta. 

Aún tengo la sensación de que la vida me robó un día. 

Niños, risas, llantos extremos, juguetes, juegos, cansancio, alegría y muchos viajes. Familia  bonita que me hace sentir que aquí pertenezco. Paseos en bici, más pasta, más pan, focaccia y mucho queso. 

16 días en el país de la bota, 16 días de cambio radical de vida, de cultura, de comida, de horario. 16 días de un viaje inspiracional, de una terapia, de prueba maternal, 16 días para volver a empezar. 

Valorar, añorar, extrañar pero también disfrutar, crecer, pausar y evolucionar. 

Personas que te besan el alma… 


Pasan los años y en el caminar te topas con personas que van marcando y forjando tu carácter, la esencia es punto y aparte, esa no cambia. 

En ocasiones te hacen daño, siguen removiendo heridas y desgastando tu confianza, tu autoestima, tu integridad como ser humano, como mujer, como persona. Sin embargo siguen siendo lecciones, alguna vez leí que se seguirán repitiendo hasta no aprender la lección, así que cada uno decidirá cuanto más se repetirán las malas experiencias. 

Por otro lado llegan personas con un alma diferente, con un color de aura indescriptible, con una vibra mágica. 

Personas que jamás imaginaste siquiera poder convivir con ellas y llegan y voltean tu mundo de cabeza. 

Personas con las que sin ningún esfuerzo sonríes, con las que entiendes lo que es el amor, ese que es libre, sagrado, sin ataduras ni etiquetas o títulos nobiliarios. 

Personas con las que conectas de una forma extraordinaria, personas que te hacen sentir tu y te borran los miedos y te besan el alma. 

Personas que van a trascender, que estarán, que seguirán, que no se irán. 

🖤

Hace mucho tiempo que me vales madre…

769a9086e61685c292e9b3c4ed515434

Hace mucho tiempo que dejaste de ser mi centro de atención, hace mucho que no te pienso, ni me acuerdo de ti, hace mucho que no sé siquiera que estás haciendo, hace mucho que dejaste de importarme.

Hace mucho que sabía lo que pasaba, hace mucho que me juzgaste de loca, insegura e infantil. Hace mucho de eso pero hasta ahora entiendo, ojalá lo entendieras tu, es que como alguien puede estar segura si se vive dentro de una relación llena de barreras, miedos, negativas y ningún plan en conjunto.

Hace mucho que tuve yo que dejarte ir, hace mucho que tuve que dejar de aferrarme a alguien que no quería querer, ojalá ahora estés en la gloria, pero como no estarlo si de seguro no tienes problemas amorosos, haces todo lo que a todas nos gusta, derrochas amor públicamente, usas adjetivos calificativos perfectamente correctos, ruegas por atención, hasta ni pareces tu.

Hace mucho que me molestaba eso, ahora hasta creo que me da gusto saber que no eras una pinche roca, aunque reciclaste amor y te tragaste tus palabras, quizá realmente si eres feliz, igual y fue lo que siempre buscabas, lo que siempre esperabas pero que poca madre de tu parte retenerme sin ganas.

Hace mucho que me culpaba por las perdidas, hoy puedo estar segura que es cosa de dos, pero no era yo, sino tu. Hace mucho que decía que eras la persona a la que más había querido, ahora sé que puedo querer mucho más y sin miedo de expresar lo que puedo llegar a sentir.

Hace mucho que me vales madre, tu última acción fue la que sugirió borrarte de mi vida de una vez, no es que te odie, pero sobrepasaste el límite de tolerancia, respeto y credibilidad.

Hace mucho que no me  importa lo que piensen los demás, seguro no saben ni que putas opinar, tampoco me importa lo que tu puedas  llegar a pensar, a fin de cuentas  estoy en mi derecho de expresar.

Hace mucho que pienso esto, pero hoy me dieron ganas de escribirlo, porque sé que lo verás…

A ustedes…

90b36d4342403b17098135db24f0974c

Y esto va a dirigido a todos ustedes, si a todos ustedes que no pudieron, que no quisieron, que no se animaron, a ustedes que les ganó el miedo, la comodidad y el desasosiego.

A ustedes que no supieron valorar lo que tenían, lo que vendría  y lo cambiaron por lo ya conocido, por las sobras del pasado, por la ilusión de lo que no había podido ser y que dudo algún día sea.

A ustedes que no hacen más que escupir mentiras de su boca, a ustedes que aman romper corazones, a ustedes que gustan de llenar sus propios vacíos a costa de los sentimientos de alguien mas, a ustedes que le juegan al cabrón, a ustedes que no saben ni quererse tantito.

A ustedes que no aprecian la importancia de un corazón abierto dispuesto a dar, a ustedes que les vale madre la vida, la razón y el amor.

Más sin embargo, a ustedes agradezco las experiencias y el aprendizaje para darme cuenta de lo que no quiero ni merezco, a ustedes agradezco por hacerme más fuerte y menos inocente, agradezco a  ustedes que me regalaron la dicha de poder distinguir a la distancia la falsedad y lo hueco en las palabras.

A ustedes… con amor. 

Allá en el Centro de mi Perlita Tapatía… 

Es extraño ver alguna fotografía del lugar al que alguna vez perteneciste, revivir el olor de los muebles y el piso, saber que de alguna manera tu esencia sigue allá. 

Algunos cuadros y hasta manchas en las paredes, parte de una pasada decoración y algunas  de las mismas personas que lo frecuentaban, me llenan  de nostalgia, me hacen extrañar, me hacen regresar  y revivir miles de experiencias.

Es como estar muerta y ver la escena desde otra dimensión, puedes escuchar las risas, las charlas, esas voces. 

Recuerdos, llantos, procesos y el inicio de otro renacer. 

Me gustaban para toda la vida, me gustaban para trascender. 

Ahora sólo soy un recuerdo en el que alguna vez fue mi mundo, pero a cada instante los pienso y todavía los quiero. 

Siempre llevaré en mi corazón aquel espacio escondido en El Centro de mi Perlita Tapatia. 

Gracias 2016… 

2016 colectivamente ¡fuiste una mierda!… pero gracias por ser lindo conmigo. 

Gracias por ser el año donde solté todo lo que no me servía, (ya era hora) gracias por permitirme caer en el peor de los errores y por creer la peor de las mentiras porque crecí infinitamente. 

Gracias 2016 por permitirme realizar uno de los viajes más divertidos de mi vida; gracias Canadá, gracias NY, en sus tierras aprendí que el mundo no tiene límites, que puedo ir a donde quiera, como quiera y con quién quiera. 

Gracias Playita por no dejarme ir, gracias por tanto amor, por mis amigos que amo con el alma, gracias por equilibrar mis emociones con tu hermoso mar, gracias por mi nuevo hogar y por todas las bendiciones que no me dejas de dar. 

Gracias por permitirme una Navidad adelantada con mi familia que tanto amo y gracias 2016 por el mejor regalo de Navidad. 

Gracias por regresarme las ganas de amar intensamente y volar sin prisa. Gracias por quitarme el miedo, la angustia y la ansiedad. 

Gracias por ser un año de esperanza, un año de reconstrucción de mi alma, gracias por esas marcas eternas, gracias por mi redescubrimiento. 

Gracias por haber sido perfecto, gracias por tanto color y por tanto amor. 

Nunca te limites… 

Nunca te limites en el AMOR… aún cuando la persona con la que estés le parezcan ridículas las palabras y las acciones para demostrar tu sentir.

Nunca dejes de decir te amo a pesar de la indiferencia, el amor está en el dar no en lo que recibes.

Nunca te arrepientas de todo lo que diste, de todo lo que sentiste de todo lo que entregaste con el alma y sobre todo con el corazón.

A veces la vida es muy cabrona y te das cuenta que todo eso que te guardaste, todo eso que no decías por temor a asustar a ese alguien que jamás lo supo valorar, ahora anda por ahí pregonándo amor al azar.

Por eso no te limites y menos con esos que no saben amar, porque al menos te quedará la satisfacción de que tú fuiste quien les enseñó lo que es el amor.

Y cuando les vuelvan a romper el alma recordarán que si hubo alguien que los amo, así completos, con demonios, con locuras, con ideas mediocres, con inseguridades, con todas sus debilidades… entonces pensarán en ti, entonces pensarás en mí.